La celebración del Mairena Open Space, un concurso que premia proyectos juveniles comprometidos con la comunidad y que ya en los últimos meses ha permitido desarrollar sesiones de juegos de mesa, un taller de serigrafía para integrar a chavales de centros de menores y un cinefórum.

El evento se desarrolló, según explica el concejal de Juventud y Política Deportiva, Julián Guerra (PSOE), como una gran tormenta de ideas durante un fin de semana del pasado diciembre: «Los chavales podían venir en grupos con las ideas ya preconcebidas, con el objetivo de que fueran presentadas y, entre todos los participantes, se trabajaba conjuntamente para enriquecerlas». Las que tuvieran más apoyos, conseguían una dotación de 1.000 euros y asistencia municipal para llevar a cabo el proyecto. Y buscando esta ayuda se presentó, por ejemplo, la juegoteca de la asociación Dado Plateado, cuyo presidente, José Antonio Rodríguez, destacó la oportunidad que el Mairena Open Space les dio para darse a conocer y captar socios. Su proyecto consistía en promocionar encuentros entre jóvenes a los que les apasionaran los juegos de mesa y, para ello, necesitaban una ristra de títulos con los que poder llevar a cabo esas sesiones y crear un sistema de préstamo. Ahí, como proyecto ganador, entró en juego el Consistorio mairenero que, con la financiación

José Muñoz y Manuel de la Rosa son los creadores del segundo proyecto que vio la luz tras el Mairena Open Space. Serijoven, un taller de serigrafía que busca la integración de jóvenes internos de los centros de menores de Mairena del Aljarafe. De la Rosa, que valoró la disposición del Ayuntamiento, aseguró que los participantes «han aprendido bastante» durante los tres meses que ha durado el taller, en el que han aprendido a hacer bastidores y diseños propios, entre otros. El éxito ha sido tal que el Consistorio pretende convertirlo en uno de sus talleres de ocio y tiempo libre.

Con estos resultados, el concejal de Juventud asegura que el Mairena Open Space va camino de consolidarse pese a que en la primera edición «ha costado un poco que hubiera una alta participación». Sin embargo, con el «talento y el ingenio» de los chavales maireneros

Anuncios