Virginia Pérez quiere ser la que destruya el muro socialista en Sevilla. Y, más allá de su discurso de avanzar en las sierras y no olvidar el resto de comarcas, es consciente de que el Aljarafe es clave para los intereses populares. Ya lo fue en 2011, cuando estuvo a tris de arrebatarle la mayoría de la Diputación al PSOE. Sin embargo, cuatro años después se vió desalojados en las urnas de feudos históricos, como Espartinas o Bollullos de la Mitación o recién adquiridos tras años de trabajo, como Mairena del Aljarafe.

La vuelta al poder pasa por «la gestión nefasta de Ciudadanos, con tres alcaldes distintos en dos años» y el intento de armar una candidatura que «dé estabilidad» y, entre líneas, con rostros nuevos que se verán en los próximos meses.

Tras este trabajo en un municipio donde, salvo estos dos años, siempre ha sido de color azul del PP, la prioridad de «recuperar la confianza» de los vecinos es generalizada, pero en el mapa se marca especialmente territorios como Bollullos de la Mitación, Gines –donde Pérez es concejal desde 2015– o Castilleja de la Cuesta. «El Aljarafe es siempre importante, pero sin perder de vista el resto de la provincia, con implantación o recuperando Alcaldías», apostilla la presidenta de los populares sevillanos.

Desde aqui le desemos mucha suerte, pero si no cambia cabezas de candidatura , muy dificil lo veo.

Anuncios