El día de la Ascensión es el jueves 25 de Mayo de 2017. Se celebra justo cuarenta días después del domingo de resurrección, durante el Tiempo Pascual. En esta fecha se conmemora la Ascension del Señor al cielo, en presencia de sus discípulos tras anunciarles que les enviaría el Espíritu Santo. Es un día festivo en muchos países del mundo, representa una festividad muy antigua.

El día de la Ascensión se celebra tradicionalmente en jueves, el cuadragésimo día desde el primer día de Pascua. Sin embargo, en algunos lugares, se ha trasladado la observancia al domingo siguiente. Es lo que se conoce como el Domingo de la Ascensión, que este año será el 28 de Mayo de 2017. La Ascensión de Jesucristo es garantía de nuestra propia subida al Cielo, después del Juicio de Dios.

¿El Jueves de Ascensión 2017 es día festivo?*

El Jueves de Ascensión 2017 es un día feriado oficial en Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Francia, Luxemburgo, los Países Bajos, Noruega, Suecia y la Suiza.

En Portugal el 25 de Mai 2017 es día festivo municipal en muchos municipios del país.

¿Cuándo es el Jueves de Ascensión 2017?*

El Jueves de Ascensión es el Jueves 40 días después del Domingo de Resurrección. El Jueves de Ascensión 2017 cae en 25 de Mai de 2017.

Infórmate aquí cuándo es el Jueves de Ascensión en los años siguientes:

– Jueves de Ascensión 2017: 25 de Mai de 2017
– Jueves de Ascensión 2018: 10 de Mai de 2018
– Jueves de Ascensión 2019: 30 de Mai de 2019

*) Todos los datos sin garantía!

Esta solemnidad ha sido trasferida al domingo 7º de Pascua en muchos lugares desde su día originario, el jueves de la sexta semana, cuando se cumplen 40 días después de la Resurrección, conforme al relato de San Lucas en su evangelio y en los Hechos de los Apóstoles; pero sigue conservando el simbolismo de la cuarentena: cómo el Pueblo de Dios anduvo cuarenta años en su éxodo de Egipto hasta llegar a la tierra prometida, así Jesús cumple su éxodo pascual en cuarenta días de apariciones y enseñanzas hasta ir al Padre. La Ascensión es un momento más del único Misterio Pascual de la muerte y resurrección de Jesucristo, y expresa sobre todo la dimensión de exaltación y glorificación de la naturaleza humana de Jesús como contrapunto a la humillación padecida en el suplicio y la muerte.

Este es un día que nos enseña a comprender y vivir el misterio litúrgico, proclamando un momento de la existencia de Cristo y participando por la eucaristía en Él, “en quien nuestra naturaleza humana ha sido tan extraordinariamente enaltecida que participa de su misma gloria”.

Anuncios