Funciona de maravilla y se hace en un momento, solo hay que tener en cuenta una cosilla de nada que luego os cuento.

Esta foto, aunque no siempre tiene el mismo color, depende del alcohol de quemar que en ocasiones tiene un color azulado.

Este limpiacristales  hace muchos años cuando se pinchaba discos en la discoteca,  entonces había vinilos y los vinilos se llenaban de suciedad, casi todos los limpiacristales industriales llevan siliconas y esto no va bien para limpiar los vinilos, al final la aguja acababa con una pelota de suciedad y se podía romper. Con esta mezcla esto no pasa, porque quita toda la grasa y toda la pelusa que pueda tener, además al llevar alcohol se seca rápidamente.

al final acabamos haciéndolo para limpiar los cristales y la verdad es que funciona de maravilla, los espejos quedan estupendos, para limpiar los sanitarios también va muy bien.

Para hacer este fantástico limpiacristales solo necesitamos:

1 litro de amoniaco (puede ser perfumado)

1 litro de alcohol de quemar

2 litros de agua destilada.

Buscar una garrafa en la que podamos poner los 4 litros. Poner primero el agua destilada, luego el amoniaco y por último el alcohol de quemar, agitar para que se mezcle bien y ya lo tenemos listo para el uso

 

Veréis que el líquido se calienta un poco, por eso siempre hay que poner primero el agua destilada en caso contrario el amoniaco y el alcohol se calientan mucho.

Anuncios