upydLa formación magenta prepara su III Congreso nacional que se celebrará el próximo fin de semana.

Si hay alguien que parece inmune al desanimo, esos son los militantes que aún siguen perteneciendo a UPyD. A pesar de los sucesivos varapalos electorales, los casi 1500 militantes que aun tiene el partido se preparan para celebrar los días 28 y 29 su III congreso nacional en Alcalá de Henares, con pocos medios “pero con muchísima Ilusión”. La delegación andaluza, una de las más numerosas, aporta casi la séptima parte de los 350 delegados del congreso, “pagándonos el viaje de nuestro bolsillo” como indica uno de los delegados. “Aquí no estamos para forrarnos, sino para intentar mejorar el país”, añade otro. Precisamente una de las candidaturas está liderada por una Andaluza, Carmen Lamana, que se enfrentara a la candidatura de Cristiano Brown para dirigir el partido, aunque los todos afirman que lo menos importante de este congreso es quien llevara la nueva dirección, sino rearmarse para defender unas ideas “que hasta ahora, sigue sin defender nadie, pese a lo que digan o quieran hacer creer otros”.

Se debate en este congreso una ponencia política a la que se han presentado más de 500 enmiendas de uno u otro tipo. Políticas Sociales, Empleo, Sanidad y Justicia serán entre otros los temas que debatirán los 350 delegados del partido con la intención de obtener “las mejores ideas posibles para intentar mejorar España y la vida de los españoles”. Cualquiera que sea elegido, Cristiano Brown o Carmen Lamana, se encontrara ante sí con el reto de liderar un partido en una situación muy complicada, pero sobre todo con el reto de estar a la altura de la ilusión de los militantes que a pesar de todo siguen perteneciendo a UPyD.

Anuncios