Hoy Cinco Días llena su portada hablando de horarios comerciales ya que muchos Gobiernos autonómicos han fijado en 10 el máximo de festivos que los comercios podrán abrir, lo que a ojos de la patronal Anged es un crecimiento de las restricciones comerciales. El especializado opina en su editorial, titulado ‘el comercio crece cuando está abierto’, que limitar las aperturas comerciales en festivos es un retroceso para la economía que provoca que en ocasiones haya afluencia de clientes sin tener dónde comprar.

Además, Ángeles Gonzalo analiza la nueva situación del Popular tras el relevo en su presidencia. En la entidad todos afirman que la intención del banco es mantener su independencia y quitarse el lastre del ladrillo, 34.000 millones de euros. Pero los banqueros, los expertos y el mercado no se lo creen y señalan que todo apunta a que el futuro del Popular es su absorción. También Xavier Vidal-Folch en El País narra hoy la historia del nacimiento de Banco Popular y concluye que su fallo fue meterse tarde, mal y masivamente en el ladrillo.
Cinco Días también bosqueja un asunto que desarrolla entre sus páginas Expansión y es que durante la crisis 51 banqueros han desaparecido de las entidades, quedando el panorama directivo muy distinto de cuando empezó la reestructuración del sistema financiero. Cinco Días destaca que desde que comenzó la crisis solo se han salvado cuatro banqueros: Francisco González, responsable de BBVA; Josep Oliu, de Banco Sabadell; AmadoFranco, presidente de Ibercaja y Carlos Egea, presidente de BMN. En cambio, Expansión afirma que han cambiado 4 presidentes y 18 CEO durante los años de las crisis debido a las dificultades sobrevenidas. El especializado asegura que un cambio en la cúpula de un banco es una situación muy excepcional que se ha producido con la reestructuración debido al deterioro del negocio y algunas decisiones no acertadas. En el caso de los bancos, sobre todo, ha tenido peso la falta de sintonía entre el máximo responsable de la entidad y el encargado de gestionar el día a día.
Tanto los especializados como la prense generalista hacen un hueco para las palabras de Josep Oliú, presidente de Banco Sabadell que asegura que hay poca voluntad para las fusiones en España. Oliú descarta de momento operaciones transfronterizas porque no hay ninguna sinergia que lo justifique.
En los digitales, Economía digital se pregunta hoy para qué servirán los sindicatos en esta nueva legislatura.
Anuncios