Nota publicada en UNI Global Union sobre reunión de UNI Europa Finance en torno a los efectos de la digitalización  en el empleo y el trabajo en el futuro sector financiero.

Los efectos de la digitalización en el sector financiero fueron el tema central de la reunión de UNI Europa Finance del pasado 22 de noviembre. Con una selección diversa de oradores que representaban a Fintech, organizaciones de protección de los consumidores, organizaciones de vigilancia y, por supuesto, afiliados a sindicatos europeos, las discusiones de la jornada se centraron en las soluciones que los sindicatos podrían ofrecer en el futuro sector financiero y qué capacidades se requerirán a los empleados y empleadas del sector  para seguir avanzando.

Es de destacar la presentación del Laboratorio de Fintech de Copenhague, que es una iniciativa de la FSU Dinamarca en cooperación con bancos y legisladores, creando un espacio para que crezca Fintech y para que los sindicatos sigan de cerca la evolución del sector. Durante esta presentación, Simon Ousager desarrolló los usos actuales de la tecnología blockchain y sus aplicaciones futuras, lo que podría cambiar drásticamente el funcionamiento del sector financiero. Más importante aún, el Sr. Ousager disipó el mito que los fintechs sólo desean perturbar el sector y que no necesitan bancos y banqueros.

Otras presentaciones se centraron en la importancia de ajustar la formación profesional a las necesidades futuras y utilizar el poder de negociación para obligar a los empresarios a habilitar esta capacitación, así como detallar la forma en que la nueva tecnología ya se está utilizando en el sector.

Michael Budolfsen, Presidente de UNI Europa Finance dijo: “Vamos a liderar el camino y servir de guía a nuestros afiliados. Es importante que las soluciones digitales siempre sirvan a la gente y ayuden a mejorar las normas sociales y las condiciones de trabajo “.

Es importante que las soluciones digitales sirvan a la gente y ayuden a mejorar las normas sociales…

A lo largo del día, muchos afiliados quisieron contribuir con sus observaciones y se plantearon varios puntos valiosos. Uno de ellos cuestiona si la digitalización podría conducir a un aumento de la desigualdad, ya que la brecha entre las personas con buenas capacidades TIC  y las carentes de ellas, crecerá cada vez más, lo que dará lugar a una desigualdad de ingresos y en las posibilidades generales de promoción en el puesto de trabajo. Mientras que otro enfatizó que la digitalización nunca debe reemplazar el buen asesoramiento personalizado de un asesor humano competente.

El tema de la reunión fue muy bien recibido por la audiencia y está claro que el evento fue sólo el comienzo de la discusión de este tema, tanto a nivel europeo como a nivel mundial.

CCOO

Anuncios