El consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, acompañado del alcalde de Mairena del Aljarafe, Antonio Conde, han asistido al reinicio de estas obras, que comenzaron en octubre de 2010, si bien tuvieron que ser reprogramadas por la crisis cuando se encontraban con un nivel de ejecución del 10 %.

La actuación supone la puesta en servicio de 2,2 kilómetros de vía de doble capacidad y facilitará los movimientos de tráfico desde Sevilla y la zona norte de Mairena del Aljarafe hasta la salida hacia el sur por la carretera A-8055 de Palomares y Almensilla.

De esta forma, el tráfico que actualmente atraviesa el municipio no se verá obligado a adentrarse en el casco urbano, ya que podrán circular desde San Juan de Aznalfarache hasta la A-8055, donde está prevista la futura SE-40.

El consejero ha destacado la importancia de esta infraestructura que se convertirá en un eje vertebrador que mejorará las comunicaciones interurbanas en esta zona del Aljarafe, agilizando el tráfico de medio y largo recorrido y evitando el tránsito de los vehículos por el caso urbano.

Además, ha subrayado que con esta actuación se obtendrá un gran rendimiento social en el área metropolitana, pues “contribuirá a mejorar la intermodalidad con el metro, ya que esta nueva ronda conecta con la línea 1 en Ciudad Expo”.

El alcalde mairenero, Antonio Conde, ha asegurado que con esta reactivación de la variante sur “se salda una deuda histórica con los vecinos y se cumplen los compromisos adquiridos con ellos y muy pronto verán mejorada su movilidad, tanto en coche como en el tránsito peatonal con mayor seguridad y confort”.

Cofinanciada con Fondos FEDER, esta actuación pertenece al Plan MASCERCA y tiene como objetivo principal mejorar la organización y la capacidad de la red viaria en las Áreas Metropolitanas, ámbitos de influencia de las grandes ciudades caracterizados por una movilidad con carácter local y niveles de tráfico importantes.

Anuncios