Como congelar agua o cerveza en un segundo  

Dicen que la magia es la ciencia que aun no entendemos, pero a menudo los experimentos más pequeños son también los más asombrosos. Por ejemplo, congelar el agua en sólo un segundo.

Pero ¿Cómo se hace? Así como se experimentar cómo la sal derrite el agua, nos encontramos con otro experimento. Es una tarea que podemos realizar en casa fácilmente y sin necesidad de montar un laboratorio. Comencemos.

Como congelar agua en un segundo cuatro metodos

CÓMO CONGELAR AGUA EN UN SEGUNDO – MÉTODO 1

Sólo necesitaremos los siguientes materiales para conseguir hacer hielo de manera instantánea. Son cosas que todos solemos tener en casa:

    • Una nevera con congelador

 

    • Botella de plástico de agua mineral (1,5 l)

 

  • Un cubito de hielo

1. El primer paso es poner el congelador a -18°C. Vamos a dar un margen de 1o minutos al congelador para que se adapte a la temperatura que acabamos de poner. Una vez pasado el tiempo, coloca la botella de agua en el congelador y déjala ahí durante 2:30 horas. No dejes la botella mucho más tiempo, sé puntual porque el agua podría congelarse.

Agua

2. Ahora, saca nuevamente la botella cuando haya pasado 2:30 horas en el congelador. Como verás, el agua aun no ha pasado a estado sólido, por lo que debemos ser sumamente cuidadosos a la hora de sacar la botella del congelador. Sé prudente y no des ningún golpe a la botella, posándola de manera suave en una mesa.

3. Es el momento de hacer “magia”; te animamos a tener algún amigo al lado para que contemple la hazaña. Golpea la base de la botella ligeramente, cualquier pequeño golpe hará que reaccione. Posa nuevamente la botella y contempla cómo congela el agua de su interior, lentamente, formando pequeños cristales de hielo.

4. Para hacer hielo de manera instantánea, también puedes aprovechar el agua de la botella para realizar lo siguiente: Después de dar el golpe a la botella, coloca un cubito de hielo en mitad de un plato hondo y échale el agua encima, muy despacio. Verás cómo el cubito de hielo se va haciendo más grande, haciéndose agua cristalizada ante tus ojos.

¿Es magia? No, la explicación es sencilla

congelar

El agua se hace hielo al golpear su base debido a un proceso físico llamado súper fusión o súper enfriamiento. Como sabes, en el interior de la botella hay una burbuja de aire de mayor o menor tamaño. Al golpear la botella a -18°C, las burbujas de aire se hacen más pequeñas y entran en contacto con el agua, de ahí la cristalización.

En términos de la ciencia; se llama cristalización cuando las moléculas del agua se juntan alrededor de un núcleo. Conseguir este efecto en agua natural es fácil porque está llena de impurezas que pueden servir de núcleo, pero el agua purificada no tiene tales impurezas, por lo que necesitamos hasta -40 ºC para conseguir realizar el experimento.

CÓMO CONGELAR AGUA EN UN SEGUNDO – MÉTODO 2

metodo

También podemos hacer que el agua se hiele rápidamente gracias a un segundo método. Para ello, deberemos reunir más materiales que en el anterior experimento, y aunque la tarea será un poco más complicada, el efecto que se consigue es igual de sorprendente. Necesitaremos:

    • 1 Vaso con agua

 

    • ½ Litro de Acetato de Sodio Trihidratado 3H2o

 

    • 1 Cuchara

 

  • 1 Cazuela

Los pasos a seguir son los siguientes: Comienza llenando en el vaso ¾ partes del polvo denominado “acetato de sodio trihidratado” o lo que es lo mismo: “etanol de sodio”. Es una especie de sal formada a partir del sodio del ácido acético (una mezcla de vinagre con bicarbonato de sodio). Posteriormente, agrega dos cucharadas de agua al vaso.

segundo

Coloca el vaso dentro de una cazuela y caliéntala al baño maría, ya sea en la cocina o aprovechando una estufa de casa encendida. Una vez que la solución del vaso se haya vuelto líquida, déjala reposar durante 2 horas.

Ahora, sólo tienes que recoger un poco del polvo de acetato de sodio trihidratado con la punta de tus dedos y tocar el agua. Verás cómo el agua se congela al instante. Recuerda que el efecto es visual y que el hielo no es para autoconsumo.

CÓMO CONGELAR AGUA EN UN SEGUNDO: MÉTODO 3

Este es bastante sencillo y la verdad que divertido, porque lo puedes emplear para hacer trucos de magia y hacer que todos alucinen. Es más, puedes ir por la calle con la botella, sentarte en un bar y hacer el truco delante de todos, para que todos piensen que eres un extraterrestre o eres el hermano perdido de Elsa, la de Frozen.

Bromas aparte, puedes congelar el agua en un segundo, pero para ello, necesitas los siguientes ingredientes.

    • Una botella de las pequeñas, de las de 250 mililitros, es más que suficiente.

 

    • Agua destilada o agua mineral muy pura. Así que si no vives al lado de la montaña, es mejor que vayas a por agua destilada. Puedes encontrarlo en cualquier supermercado.

 

  • Un congelador

Y nada más necesitas para que este truco funcione y se congele el agua en un segundo.

Como congelar agua en un segundo cuatro metodos

Lo primero que haremos será vaciar la botella en una jarra o la emplearemos para regar las plantas, así se aprovecha el agua del interior de la botella. Luego, rellenamos la botella con el agua destilada. Cuando esté llena, la metemos en el congelador.

La dejaremos dentro del congelador unas tres horas, hasta que veamos que comienza a condensarse el líquido en su interior. Parecerá como que tiene escarcha, pero que no tiene un volumen definido. Ya está preparada para ello.

Simplemente, cogemos la botella y, en posición vertical, la golpeamos contra la mesa, dejando el tapón arriba. En ese momento, la botella comenzará a congelarse rápidamente, de abajo arriba o al revés, porque las moléculas de agua, que estaban sin congelar, al estar a una temperatura tan baja, comienzan a recolocarse rápidamente.

CÓMO CONGELAR EL AGUA EN UN SEGUNDO: MÉTODO 4

Aquí entra en juago una forma de la cual, nadie de nosotros nos habíamos enterado. La verdad que es bastante interesante, porque el ingrediente principal es el chicle. Sí, un chicle, del tipo Trident, la versión fresh intense.

Para ellos, necesitamos:

    • El chicle Trident fresh intense

 

  • Agua

Sólo coge un vaso de agua corriente y moliente y echa en su interior una de las grageas de chicle. En ese instante, el chicle comienza a emitir un frío intenso (por eso es fresh) y comenzarás a ver una masa blanca al principio, que no es más que la escharcha que está apareciendo a su alrededor. Al segundo, todo lo de su alrededor estará congelado.

Agua

Si lo que quieres congelar es algo grande, tienes que echar más pastillas de chicle, para que pueda cubrir con el efecto a toda el agua, ya que una sola, no puede con todo.

De esta manera, consigues congelar el agua, ya no sólo de manera instantánea y sin esperar a que se enfríe o haciendo pócimas en las ollas, sino que sólo necesitas ese chicle para congelarlo y lo mejor, es que lo congela sin químicos de por medio. Puede que el agua tenga un ligero sabor a menta, pero por lo demás, se puede tomar.

¿Nos preguntamos si los de Trident saben que han creado algo así?

Anuncios