El candidato a presidente, que sigue sin la mayoría suficiente, renueva su compromiso con las políticas de austeridad y recortes, que tanto daño han hecho a las personas y a la economía del país.

El candidato a la presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, ha renovado en la tarde de ayer en el Congreso de los Diputados, su compromiso con las políticas de austeridad y recortes, que tanto daño han causado a las personas más vulnerables y a la economía del país. “Pareciera, denuncia CCOO, que estos años de paro, precariedad, injusta fiscalidad, deterioro de los servicios públicos, falta de renta mínima, fuerte incertidumbre en torno al sistema público de protección social, eliminación de derechos, corrupción y crisis institucional de la democracia, no hubieran sucedido en España”.

Rajoy, como era de esperar, ha querido reivindicar en su intervención el acuerdo alcanzado con Ciudadanos, acuerdo que a juicio de CCOO, nos remite esencialmente a un proyecto de país obsesionado con la reducción del gasto, sobre todo el gasto social, y despreocupado con la capacidad del Estado para incrementar sus ingresos. CCOO recuerda que no es posible desarrollar políticas públicas para robustecer el estado de bienestar sin acometer con decisión y coraje políticas económicas, laborales y fiscales orientadas a favorecer el crecimiento, el empleo de calidad y la redistribución justa de los esfuerzos tributarios para combatir la pobreza y la creciente desigualdad. “Es incomprensible, critica CCOO, que el candidato ignore el diálogo social como herramienta imprescindible para abordar las demandas sociales y laborales de la economía española, o se olvide de instituciones democráticas básicas, como son los sindicatos”.

Ha afirmado Rajoy con solemnidad que “uno no debe gastar lo que no tiene”. Conviene replicar con la mayor contundencia, precisa CCOO, que tampoco se debe renunciar a disponer de más ingresos de los que se tiene, que es lo que ha hecho el gobierno de Rajoy durante su mandato.

Intransigente, dedicando un tiempo desproporcionado y sin ofrecer salida política alguna, estuvo el candidato Rajoy con el desafío independentista catalán y la unidad de España. CCOO afirma que, desde su apoyo a una articulación federal del estado, hace falta mucho diálogo, flexibilidad y voluntad de acuerdo para impulsar una convivencia unitaria y plural de todas y todos los ciudadanos que viven en nuestro territorio.

CCOO cree que sea cual sea el gobierno que se configure -porque sería intolerable un nuevo fracaso del diálogo político que nos condujera a nuevas elecciones- su actuación debe centrarse en activar soluciones para los principales problemas del país: actividad económica, empleo y salarios dignos, ambiciosa y solidaria reforma fiscal, inversión en I+D+i, garantizar el futuro de las pensiones públicas -el candidato se ha comprometido, si forma gobierno, a convocar el Pacto de Toledo para un pacto de pensiones, lo que saludamos, esperando que no sea una mera afirmación retórica-, renta mínima, plan de choque contra la pobreza y la desigualdad, servicios públicos de calidad, medidas ejemplares y contundentes contra la corrupción, reforma constitucional y regeneración democrática, todas ellas iniciativas impulsadas por CCOO y UGT en su propuesta de “20 actuaciones urgentes para el progreso y el bienestar social”.

Anuncios