Aunque no hay estadísticas oficiales, el plazo medio para vender una vivienda en España suele rondar los nueve meses. Si el piso está situado en grandes capitales como Madrid o Barcelona entonces el plazo baja a seis meses. Pero es posible venderlo antes de los cuatro meses si tiene un precio adecuado, si está reformado o si el ambiente de la casa es neutro y no cuenta con elementos muy personales.

Según la inmobiliaria Monapart, un error muy común es bajar el precio una y otra vez a medida que los meses van pasando y no se logra vender la casa. Esta firma facilita los siguientes  consejos para vender la casa en menos de 120 días:

1. Asegúrate de que tienes la documentación más relevante para la venta de la vivienda. “En ocasiones se han perdido o complicado operaciones porque en el momento de la firma, las escrituras no aparecían”, afirma José Luis Echeverría, socio de Monapart.

2. Dedica tiempo a seleccionar a un buen agente inmobiliario. Con uno basta, pero asegúrate de que sea el que mejor pueda representar tus intereses durante todo el proceso.

3. Solicita un análisis comparativo del mercado para ayudarte a valorar tu vivienda. En muchos casos, afirma el representante de Monapart, el cliente acude a la agencia inmobiliaria con una idea preconcebida de cuánto puede valer su vivienda. También en muchos casos el agente no le saca de su error por no perder la operación. El resultado puede resumirse en tiempo y dinero malgastado por no enfocar bien la operación.

4. Comparte con tu agente tus previsiones de tiempo para vender, y déjate asesorar sobre la estrategia de precio más adecuada para tus planes de futuro.

5. Solicita a tu agente que te explique su plan de marketing. Qué va a hacer para vender tu piso. “En Monapart ésta es una de las cuestiones más importantes. Grabamos y fotografiamos no sólo las viviendas de nuestros clientes, pues también grabamos a los propietarios en cápsulas en vídeo que Monapart bautiza como #inmociones. ¿Quién mejor que el propietario para describir cómo entra el sol por la mañana o el olor a hierba fresca por la noche?

6. Decide, junto a tu agente, las mejoras a realizar: reparar desperfectos, poner a punto baños y cocina, asegurar una buena iluminación, pintar. “Está demostrado que el cliente valora las mejoras un 25% por encima de su coste real”.

7. Solicita factura y lleva un registro: de todo el dinero invertido en los gastos de mejoras. Podrás deducirlo de los impuestos sobre las ganancias de la venta.

8. Neutraliza el ambiente: “Aprende de las grandes constructoras. El cliente debe sentirse como si visitara un piso-piloto. Fuera objetos decorativos, bultos o efectos personales en los baños”, comenta.

9. Auséntate de tu vivienda durante las visitas. Los compradores potenciales se sentirán más cómodos pudiendo pasear libremente por tu vivienda y hablando libremente con tu agente inmobiliario.

10. Solicita información permanente sobre la evolución del proceso. Monapart ofrece a sus clientes la posibilidad de conocer día a día la evolución de su venta en el Panel del Propietario. “A través de esta herramienta, el vendedor puede ver en cada momento el ritmo de visitas, los comentarios de los clientes y las ofertas recibidas”.

 

Anuncios