En invierno la mayoría nos preocupamos por el gasto añadido que supone encender la calefacción en nuestras casas. Seguro que a fin de mes sabes cuanto dinero has gastado en calefacción, pero… ¿Sabes si has sido eficiente? Es habitual olvidar pensar en la eficiencia energética.

Son muchos los hogares que no cuentan con un sistema de calefacción o que los que tienen son muy antiguos o consumen mucha energía. La eficiencia de tu sistema dependerá del sistema utilizado, el tipo de combustible, la unidad generadora y la distribución o colocación de los elementos.

Dependerá mucho de tu casa, esta claro que no es lo mismo un ático de 50 m2, una vivienda unifamiliar de 300 m2 o una bajo de una vivienda antigua con techos muy altos. La situación de tu casa, su orientación y el aislamiento son factores determinantes.

Eficiencia energética

La mejor forma de conocer la eficiencia de tu vivienda es realizar un Certificado de Eficiencia Energética. El informe que el técnico realizará de tu vivienda tendrá como resultado una calificación, y se entregará una Etiqueta de eficiencia energética en la que te indicarán el comportamiento energético de tu vivienda. Además del nivel de consumo y de emisiones de CO2; y las medidas de mejora que puedes aplicar para ser más eficiente.

Hay que tener en cuenta que el consumo de agua caliente y calefacción suponen un tercio del consumo total de una vivienda. Por ello es muy importante que el sistema sea eficiente ya que nos podemos ahorrar anualmente hasta 600€.

Existen varios sistemas considerados como los más eficientes, dependiendo principalmente del sistema de producción utilizado y el combustible.

Calefaccion_1

Si dispones de un sistema centralizado, los más conveniente para que este tipo de sistema sea eficiente es que el consumo sea individualizado. Es decir, que cada vivienda tenga su contador y que consumas lo que realmente necesitas. Así evitaremos despilfarro energético que puede suponer un sistema de este tipo.

Además con la nueva ley todas las casas deberán tener un sistema de medición y control individual. Esto supondrá alrededor de un 25% de ahorro.

Cuando contamos con un sistema individual y además tenemos canalización de gas natural, la solución mas eficiente es la instalación de caldera de condensación con radiadores de agua.  El rendimiento de una caldera de condensación es casi un 25% mayor que el de una caldera estándar, y su funcionamiento más constante, lo que supone un ahorro considerable.

Home gas-fired boiler. The installation of gas equipment.

También existe la opción de utilizar el sistema con suelos radiantes por agua con caldera de baja temperatura, donde el agua circula por el suelo y calienta el ambiente. La superficie de emisión térmica es mucho mayor, por lo tanto, para distribuir la misma potencia, se requieren menores temperaturas. El problema lo encontramos cuando no disponemos de canalización de gas natural.

Los sistemas eléctricos no son los más eficientes, lo que se traduce en una factura más elevada. En este caso podría utilizarse un sistema de bomba de calor o acumuladores eléctricos.

Frente a elegir uno de estos dos sistemas, la bomba de calor es más eficiente, con rendimientos que alcanzan el 400%. Pero habrá que tener en cuenta que para climas muy fríos la bomba de calor pierde eficiencia, debido a la gran diferencia de temperatura entre el interior y exterior.

Por último, indicar que los sistemas más eficientes serán aquellos que tengan un aporte renovable en su producción. Es decir, sistemas de calefacción y agua caliente con un sistema solar térmico de apoyo a la producción o, sistema de calefacción alimentados con combustible de biomasa.

paneles solares

Los aparatos de calefacción más eficientes son la caldera de condensación y la caldera de baja temperatura, pero en España la tienen menos del 10% de todas las viviendas. Respecto a los combustibles el que tiene menos emisiones de CO2 es la biomasa, mientras que el más penalizado es la electricidad seguido del gasóleo.

Consejos para ser eficiente en invierno

  • Conseguir una temperatura en casa constante de entre 19 y 21 grados, y no sobrepasarla.
  • Mantener los equipos limpios para no perder eficiencia.
  • Aprovecha el calor del sol para calentar la vivienda, abre las cortinas durante el día.
  • Mejora el aislamiento de puertas y ventanas para no tener pérdidas de calor por fugas de aire.
  • Apaga la calefacción o bájala a una temperatura inferior cuando salgas de casa.
Anuncios