omo las pulseras de nudos tienen mucho éxito y este modelo no está nada explotado, lo comparto para que podáis aprender y fabricar unas cuantas en un periquete.

El primer nudo parece complicado pero en cuanto se le coge el tranquillo, va solo, ya veréis.

Imagen 0

Como siempre os pongo unas pequeñas explicaciones con fotos del paso a paso y, al final, un vídeo tutorial para que no quede ninguna duda.

Podéis ir preparando tres cordones del material que más os guste o dependiendo del estilo final que estéis buscando, con todos queda muy bonita.

Sí aconsejo tres colores que contrasten para que el trenzado quede bien diferenciado.

Como los vamos a doblar por la mitad, los cortamos de longitud doble. Formarán 3 parejas, la central (amarilla) se gasta menos porque no se cruza, solo sirve de guía, la intermedia(mostaza) más porque cruza y las laterales mucho más (gris) porque cruzan y anudan . Al menos 30, 40 y 50 cm respectivamente por 2 para una pulsera pequeña.

Imagen 0

Las 6 hebras de 3 colores se colocan formando una pareja central (amarilla) que sirve de guía, a los lados dos hebras intermedias (mostaza) y por fuera las laterales (grises).

1- las hebras intermedias se cruzan por detrás de las centrales, pasando la derecha al lado izquierdo y la izquierda al derecho

2- la lateral derecha pasa por debajo de la intermedia que tiene a su lado y después por encima de las centrales y de la intermedia que quedó al lado contrario

3- la lateral izquierda pasa por encima de la lateral derecha que acabamos de cruzar. después por debajo de la intermedia de su lado y por encima de las centrales y la intermedia que está en el lado contrario

4- para cerrar el nudo, la punta de la hebra lateral izquierda que acabamos de cruzar a la derecha la introducimos por el bucle que dejó al principio la lateral derecha al cruzar

5- tirar de todas las hebras apretando el nudo y comenzar de nuevo

Como es más sencillo verlo en la práctica, os muestro unas imágenes:

Dudas frecuentes: el inicio y el final como en todas. Empezamos doblando las hebras que cortaremos de doble longitud y haciendo el primer nudo de modo que dejamos un bucle a modo de ojal. Cuando tengamos la longitud deseada hacemos un nudo de remate final y cortamos las hebras largas para poder anudar. Para ello introducimos tres por dentro del ojal inicial y las otras tres por fuera, ajustando a la muñeca. Se pueden adornar los extremos con unos abalorios.

Anuncios