“Hemos dejado atrás la etapa de recesión económica más dura y larga de la Democracia y se observa con moderado optimismo el nuevo ciclo económico. El reto de la próxima legislatura será apuntalar la mejoría para que efectivamente la recuperación se consolide y sea tangible en todos los ámbitos de la economía real. Hemos de evitar los errores del pasado y reconocer que el proceso de reformas es dinámico, por lo que aún hay importantes cuestiones que deben evaluarse, reformarse y mejorarse”. Con estas palabras arranca el último informe que ha publicado la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE).

El estudio, que lleva el nombre de Reformas para consolidar la recuperación, ya está en manos de todas las formaciones políticas y la patronal espera que el Ejecutivo que salga de las urnas el 20 de diciembre lo use como referencia en su estrategia económica. Resumimos algunas de las reformas más urgentes que, según los empresarios, necesita nuestro país para crecer de forma sostenible y crear más y mejor empleo:

1. Agilizar el marco legislativo. La CEOE apuesta por acabar con la maraña burocrática que existe en nuestro país (en solo tres años se han aprobado casi 2.000 normas estatales) y pide reducir durante la próxima legislatura un 30% las cargas administrativas desproporcionadas o injustificadas. “Necesitamos un marco que legisle menos y mejor, que cuente con normas más estables y sencillas y que favorezca la unidad de mercado y la libre competencia”, explica. Así, por ejemplo, propone eliminar dos normas antiguas por cada nueva que entre en vigor o la puesta en marcha de un plan normativo anual que resuma las iniciativas que el Ejecutivo pretende llevar a cabo doce meses vista.

Total de normas estatales aprobadas - gráfico

2. Reformar las políticas tributarias en las diferentes administraciones. El tejido empresarial insiste en que es necesario meter tijera al sistema tributario. “Hay que coordinar de manera urgente las políticas tributarias estatales, autonómicas y locales, así como suprimir muchos de los casi 100 impuestos autonómicos surgidos en los últimos años (la mayoría de ellos medioambientales), lo que compromete la competitividad y viabilidad de los sectores productivos”, subraya el documento.  También recomienda profundizar en la reforma tributaria para aflorar la economía sumergida (que supone acerca de un 20% del PIB, algo así como 200.000 millones de euros) e intentar que el pago de los impuestos sea más equitativo.

Número de impuestos autonómicos - gráfico

3. Revolucionar las políticas de empleo. En materia laboral, algunas de las propuestas de la CEOE pasan por reforzar la eficacia de las políticas de empleo para que den respuesta a las necesidades de empresas y trabajadores y aumentar la colaboración público-privada. Y es que no podemos olvidar que, según los datos de las consultoras de Recursos Humanos, en un 43% de los procesos de selección ningún candidato se ajusta al perfil que demandan las empresas, mientras que el INE confirma que la mayor oficina de empleo en nuestro país es la familia. Entre 2010 y 1014 casi el 47% de los puestos de trabajo se han conseguido a través de familiares, amigos o conocidos, mientras que los servicios públicos apenas han aportado un 2,5%.

PIB y empleo - tasa anual de crecimiento

4. Reforzar la presencia española en el exterior. El sector exterior también ocupa un lugar destacado en las medidas propuestas por la CEOE, que insiste en que se debe ampliar la base exportadora (las empresas que venden fuera sus productos o servicios de forma más irregular son pymes) y también los destinos que compran el ‘Made in Spain’.

Hasta julio, sin ir más lejos, dos tercios de las exportaciones españolas han ido a parar a territorio europeo, una proporción peligrosa si tenemos en cuenta que “el 90% del crecimiento mundial se localizará en los próximos 15-20 años fuera de la UE”, insiste el organismo.  También recomienda impulsar la inversión neta española en el exterior, que ha pasado de superar los 82.000 millones de euros en 2007 a situarse alrededor de los 4.030 millones en 2014.

Inversión neta española en el Exterior - gráfico

5. Lograr un pacto social por la educación. La educación es uno de los pilares del crecimiento y solo lo podrá seguir siendo si se logra un gran pacto educativo. ¿Cómo hacerlo? Entre las medidas propuestas destacan dotar de estabilidad a las políticas educativas, fomentar la participación de la enseñanza privada, dotar a los centros de mayor autonomía, invertir en la formación permanente del profesorado o establecer una relación fluida entre educación y empresa para que la formación llegue al mercado laboral. Esta misma semana se han conocido unos datos de Eurostat demoledores: España es, tras Grecia, el país europeo con el mayor porcentaje de desempleados con educación superior: nuestro 13,8% más que duplica el promedio comunitario (5,7%).

Gasto público en Educación

6. Reducir las cotizaciones empresariales. Los empresarios no se cansan de insistir en que son ellos quienes mantienen y crean empleo y, por eso, recuerdan que el Gobierno central debe facilitarles la tarea de contratar a más personal.

Para ello, ven indispensable reducir las cotizaciones que pagan las empresas por sus trabajadores a la Seguridad Social (suponen alrededor de un 30% del sueldo) para que se adecúen a los niveles europeos (de media son un 16% más reducidos). “El tipo empresarial vigente es superior al promedio europeo, suponiendo este mayor coste salarial una merma competitiva para nuestras empresas, lo que genera una barrera a la creación de empleo”, aclara el documento, que asegura que entre 2005 y 2012 la contribución de los empresarios al sistema ha superado el 8% del PIB.

Contribución a la Seguridad Social a cargo de los empresarios

7. Garantizar un sistema de pensiones viable. La CEOE insiste en que el sistema de las pensiones necesita una reforma urgente. “La situación por la que atraviesan las cuentas del sistema público de pensiones de la Seguridad Social, el incremento del gasto en pensiones y las proyecciones de evolución de este gasto en función de la demografía, exigen abordar el problema con urgencia, como han hecho otros países de nuestro entorno para mejorar la sostenibilidad de sus sistemas de pensiones. En el caso de no actuar a corto plazo, se corre el riesgo de que desaparezca el Fondo de Reserva de la Seguridad Social”, alerta el documento.

Aunque su tesis pueda parecer alarmista, no podemos olvidar que actualmente hay 2,25 personas en activo por cada una que recibe pensión (el nivel más bajo en quince años) y que el dinero que debe destinar el Estado para cubrir esta partida se ha disparado un 50% desde 2007. En los Presupuestos del año que viene, sin ir más lejos, se han reservado más de 135.000 millones de euros para hacer frente a su pago, lo que significa que las pensiones se comen casi un 40% del dinero que puede gastar la Administración Central en todo 2016. Por si fuera poco, hay estudios que aseguran que en apenas 30 años España será el segundo país del mundo con el porcentaje más alto de mayores de 65 años sobre la población total, una previsión que todavía hace más necesario reformar el sistema.

Gasto público en Pensiones

Para solucionarlo, los empresarios proponen medidas como cambiar el modelo de financiación de la Seguridad Social (el 80% de los fondos provienen de los empresarios), reforzar la colaboración del sistema con las Mutuas o mejorar la gestión y el control de las prestaciones.

8. Aumentar la inversión en I+D+i. Otra de las medidas más urgentes que necesita la economía española es reactivar las inversiones en investigación y el desarrollo. Un terreno en el que España no suele ser especialmente activa. De hecho, los Presupuestos de 2016 reflejan una inversión en I+D+I de unos 5.800 millones a la investigación civil, menos de que destinó Telefónica en 2014 a la investigación tecnológica (se gastó casi 7.000 millones). Para solucionarlo, la patronal pide entre otras cosas mejorar el marco actual del sistema fiscal de apoyo a la investigación, apoyar la digitalización y acelerar el despliegue de la banda ancha ultrarrápida.

Gasto en I+D

9. Apoyar más el desarrollo de infraestructuras. Los empresarios piden aumentar las inversiones en infraestructuras al considerar que éstas “son básicas para la movilidad y el equilibrio territorial de un país, y fundamentales para un desarrollo económico”. Sin embargo, y a pesar de su aparente importancia, el recorte de los gastos públicos desde que estalló la crisis se acerca ya al 58%: ha pasado de 14.170 millones a menos 6.000 millones. Por eso, proponen aumentar la colaboración público-privada, crear un plan concreto de infraestructuras, desarrollar un marco de actuación que integre a todas las Administraciones y fomentar la igualdad entre los diferentes operadores y modos de transporte.

Licitación en obra civil - gráfico

10. Cerrar un pacto nacional por la sanidad. España siempre ha presumido de tener uno de los sistemas de sanidad pública más potentes y eficientes del planeta aunque, durante los últimos años, los recortes del Estado central y la gestión por parte de las autonomías han hecho mella en su funcionamiento. Por eso, la CEOE pide despolitizar la sanidad.

“Hay que evitar la toma de decisiones por motivos políticos o electorales sin tener en cuenta las necesidades reales autonómicas ni su influencia en el conjunto del Estado. Por eso, dice el texto, “las organizaciones empresariales apoyamos un sistema sanitario público, universal y equitativo, de financiación pública y cuya planificación, control y evaluación sean competencia de las Administraciones Públicas”.

¿Y qué medidas pueden tomarse para conseguirlo? Una de las recomendaciones es cerrar un Pacto nacional por la sanidad que evite desigualdades interterritoriales o amenazas a la unidad del mercado y a la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS), pero hay otras más: reducir la morosidad de la Administración con los proveedores del sistema sanitario, acelerar el proceso de transformación digital y apostar por la colaboración público-privada.

Gasto público en Sanidad - gráfico

 

Anuncios