La Sagrada Familia. Antonio Gaudí dedicó sus últimos 40 años de vida a la construcción de una de las mayores joyas arquitectónicas inacabadas. Gracias a los planos, trozos de maqueta, fotografías y documentos escritos que pudieron recuperarse tras el incendió de su estudio en 1936, hoy se trabaja para concluir su obra. Aunque tengamos que esperar al menos hasta el año que viene, fecha del centenario de la muerte del arquitecto, para verla terminada, esta instantánea de 1915 nos da una idea de los cambios que ha sufrido la basílica y la propia Barcelona en el último siglo.

París, una ciudad fantasma en China
París, una ciudad fantasma en China
Anuncios