Tower Bridge. En el siglo XIX, se vio la necesidad de realizar esta construcción para unir las dos orillas del Támesis, ideada como un puente levadizo para no afectar al tráfico fluvial. Se eligió el proyecto del arquitecto Horace Jones, que planificó dos torres. El pobre Jones falleció poco después de que las obras comenzaran, por lo que el aspecto final del Tower Bridge no responde fielmente a su idea. Tras 8 años de trabajo de más de 400 trabajadores, en 1892 acabaron  las obras de uno de los iconos de Londres.

París, una ciudad fantasma en China
París, una ciudad fantasma en China
 
Anuncios