Llega el momento de salir por la puerta de casa para disfrutar de esos merecidos días de descanso y, de pronto, aparecen las dudas: ¿Hay que desenchufar los electrodomésticos? ¿Y si se queda el calentador encendido? ¿Hay que cerrar la llave del agua? Prevenir posibles accidentes mientras está la casa vacía es más fácil con estos sencillos consejos…

1. Antes de salir de casa, hay que asegurarse de que el calentador está apagado, de forma que no puedan producirse cortocircuitos.

2. Siempre, siempre se debe cerrar la llave de paso del gas. Es muy importante para evitar fugas y accidentes.

3. No hay que olvidar vaciar la nevera, sobre todo en ausencias largas, para impedir malos olores. Además, dejar la nevera a la mayor temperatura ayuda a ahorrar energía.

4. Es imprescindible apagar todos los aparatos eléctricos. De esta forma, no sólo no se derrochará energía, también se evitarán posibles incendios o cortocircuitos.

5. Hay que comprobar que todos los grifos de la casa están bien cerrados y que no hay fugas de agua, para que no haya inundaciones, goteras y humedades. Para mayor seguridad, se debe cerrar la llave de paso del agua.

6. Los cuadros eléctricos modernos están equipados con protecciones que garantizan la seguridad de la instalación y el cuidado de los aparatos conectados. Aun así, se aconseja desconectar los electrodomésticos con componentes electrónicos, como ordenadores, impresoras o televisores, sobre todo si la instalación es anterior al año 2005 y no tiene protectores de sobretensión.

7. Nunca se debe desconectar el cuadro eléctrico si se tiene una alarma en casa. Tampoco si se va a dejar comida en el congelador o si se ha instalado un temporizador para, entre otras cosas, simular presencia en el interior de la casa.

8. Es recomendable instalar interruptores diferenciales rearmables que, en caso de que salten los plomos, reconectan el circuito eléctrico, sobre todo si hay algún aparato eléctrico en funcionamiento.

9. El limitador de sobretensión también mejora la seguridad, aunque su principal función consiste en que el consumo no supere la potencia contratada, en caso de una demanda importante de energía o de una sobretensión en la línea eléctrica corta el suministro de luz, evitando gastos y protegiendo los equipos conectados a la red.

10. Lo mejor, para estar tranquilos antes de salir de vacaciones, es realizar un correcto mantenimiento de las instalaciones de los suministros y de los aparatos conectados.

Anuncios