Cinco Díaslleva hoy entre sus páginas una denuncia del sector financiero alemán por la cual quedan bajo la lupa de Bruselas 40.000 millones de euros del capital de la banca española. Esta cantidad, casi el 20% del total de capital del sistema, es la que el Estado utilizó para avalar los créditos fiscales de la banca para evitar que estos dejaran de computar como capital. Ahora se cuestiona si esta medida es incompatible con las leyes comunitarias. Las entidades más expuestas ahora son Sabadell y Liberbank, con un 7% de sus activos ponderados por riesgo bajo la lupa, y Bankia, con un 5,5%. Expansión, por su parte, explica qué son estos activos fiscales diferidos y cómo el Gobierno español modificó la ley en 2013 para suavizar los requisitos con los que poder activar estos créditos fiscales y que computaran como capital.

 

Además, en el especializado destaca la entrevista a José María Roldán, presidente de la AEB, donde afirma que la percepción de la banca está cambiando pero que es un proceso que llevará tiempo. Roldán cree que la imagen de la banca como sector es mucho peor que la que la gente tiene del banco con el que opera. Preguntado por el caso de Banco Madrid, el presidente de la patronal opina que es un caso singular, sin precedentes en la banca española y cuyo impacto en el secto es muy limitado.
Precisamente Banco Madrid es también noticia en El País tras el anuncio de su depositaria, CecaBank, de que los fondos y las Sicav estarán congelados hasta Julio. La acusación de blanqueo que pesa sobre la entidad hace que el proceso se complique y que estos fondos no estén disponibles hasta dentro de unos tres meses. Los fondos y las sicav de la entidad cuenta un total de 1.800 millones que perteneces a más de 14.000 clientes.
De los digitales hoy, dos noticias. En El Días.es hablan sobre el conflicto de las camareras de piso en Canarias, donde las patronal hotelera quiere externalizar el servicio. En declaraciones a ese diario, Benito Gutierrez, Secretario de Organización de la Federación de Servicios de CCOO y Presidente de la dirección provisional de la federación en Canarias, afirma que el sindicato apuesta por la estabilidad de los empleados y rechaza la propuesta de la patronal de dejar en manos de empresas de trabajo temporal la contratación de las camareras de piso.
También de hostelería habla Granadaimedia.com que publica la noticia de la muerte de una trabajadora de una restaurante en El Albaicín en Granada tras precipitarse por las escaleras del local. Roberto Ariza, delegado de la federación de Servicios de CCOO en Granada afirma que la situación laboral que se vive en hostelería ‘genera inseguridad en los empleados del sector que se encuentran padeciendo horarios laborales excesivos y condiciones laborales precarias’.
Anuncios