La cadena de transmisión de vuestra bicicleta es uno de los componentes que más sufre el desgaste por el uso. La cadena es lo que le da vida a la trasmisión de la bicicleta y un cambio de cadena a tiempo puede haceros alargar el doble o el triple la durabilidad del cassette y de los platos de vuestra bicicleta.

Os recomendamos que comprobéis el desgaste de la cadena cada cierto tiempo, sobre todo si ya la tenéis un poco desgatada. Una cadena en mal estado o excesivamente estirada va gastando los dientes de platos y los piñones de la transmisión, agotando la vida útil de estos componentes. En este punto tenéis que recordar que no es lo mismo cambiar una simple cadena, que tener que cambiar también los platos y piñones de vuestra bicicleta.

 

PLATOS BICICELTA

 

 

Una cadena en buen estado es el secreto para que vuestra transmisión dure miles y miles de kilómetros.

¿CUÁNDO HAY QUE CAMBIAR LA CADENA?

Hay muchas y variadas opiniones acerca de los kilómetros recorridos que hay que hacer para cambiar una cadena. Algunos piensan que la cadena debería cambiarse cada 3.000 Km de uso, otros que cada 5.000Km, y los demás creen que la cadena debe cambiarse a los 10.000 Km. Pues bien, para nosotros la respuesta correcta no es ninguna de estas, ya que vuestra forma de rodar y el uso que le deis a la bicicleta limitará, en mayor o menor medida, el número de kilómetros realizados antes de proceder a cambiar la cadena.

La mejor forma de valorar si una cadena en aparente buen estado necesita cambiarse es mediante el uso de una herramienta especial que mide la distancia entre los eslabones de la cadena, mostrándonos con gran exactitud el grado de desgaste que la cadena ha sufrido con el paso del tiempo. Para medir vuestra cadena existen varios artilugios diferentes. Nosotros, en concreto, usamos uno muy sencillo y eficaz, el medidor de cadena VAR CH-04900.

Este medidor os indicará si ha llegado la hora o no de cambiar la cadena de vuestra bicicleta.

 

Este medidor tiene dos partes:

  1. Por un lado, debéis introducir la cara de 0.075mm colocando un eslabón en cada una de los extremos del medidor, de manera que se introduzcan en los huecos. Si el medidor no entra completamente hasta el final es señal de que la cadena todavía se encuentra en buen estado, si por el contrario se introduce perfectamente en los huecos es señal de que vuestra cadena esta estirada a un 75% de lo que el fabricante recomienda.
  2. Llegados a ese punto el siguiente paso será darle la vuelta al medidor y colocarlo por la parte 0.100mm. Si el medidor entra completamente es señal de que vuestra cadena está estirada al 100%. y es hora de reemplazarla por una nueva. Si, por el contrario, las puntas del medidor de cadena no entran, significa que todavía podéis aprovechar la cadena unos cuantos kilómetros más.

suraventurabikes.es

Anuncios