Cada día el combustible está más caro y aunque los vehículos cada día gastan menos a veces no parece ser así. En moto también ocurre, el precio de la gasolina se dispara y recorrer la misma distancia de siempre cada vez cuesta más dinero.

Seguir los siguientes consejos te ayudará a gastar la mínima cantidad necesaria de gasolina. Como a veces derrochamos sin darnos cuenta, verás que muchos de estos trucos parecen muy obvios, pero que después a la hora de la verdad nos olvidamos de hacerles caso. Toma buena nota y ahorra algo de dinero con ellos.

1.  No des acelerones innecesarios

Cuida mucho el giro del puño de gas y evita los acelerones bruscos e innecesarios. Incluso acelerar en ralentí en parado produce un consumo extra que no lleva a nada.
2.  Mantén las presiones bien ajustadasComo te explicamos en Cómo mantener una moto, llevar unas presiones de los neumáticos es fundamental cuando además circulamos sólo sobre dos. Unas presiones bajas nos vuelven torpes y sin precisión, pero además incrementan también el consumo de gasolina al provocar un mayor rozamiento.

3.  Usa marchas largas

Para circular a una velocidad concreta, cuanto más corta sea la marcha, mayor será el índice de revoluciones, por lo que mayor será también el consumo al mismo tiempo. Utiliza marchas largas siempre que puedas y cuando arranques cambio pronto a segunda para mantener el motor a bajas vueltas.
4.  Cuida la aerodinámicaTanto la tuya como la de tu moto. En un tu caso un equipamiento que oponga mucha resistencia al viento, como una chaqueta suelta que flamee, aumentará el consumo de combustible. Usa un buen equipamiento para moto, mejor algo ajustado y aerodinámico.

Lo mismo pasa con la aerodinámica de la moto, una gran pantalla hará de freno al igual que lo hace el viajar con equipaje y maletas laterales. Son elementos que exigen un mayor consumo.

5.  Cuida el filtro del aire

Como tú, el motor de tu moto necesita aire para funcionar. Un filtro de aire sucio o en mal estado impedirá un flujo de aire correcto y la motor terminará quemando más gasolina de la necesaria. Mantén el filtro en buenas condiciones o, mejor aún, cámbialo por uno tipo K&N, de algodón impregnado en aceite, que retienen menos y filtran mejor.
6.  Desacelera bajando de marcha

No es ya sólo un modo de ahorrar frenos, sino que al desacelerar o al bajar una cuesta, si embragas o metes punto muerto, para mantener el ralentí el motor sigue consumiendo, mientras que al retener y no dar gas la inyección corta por completo el suministro de gasolina y te ahorras ese consumo.

7.  Atento a las detenciones en ciudad

En ciudad, donde los stops y los cruces son constantes, no sirve de nada acelerar para llegar antes al punto en el que te has de detener. Presta atención a la siguiente detención y si sabes que es inminente tómatelo con calma, los acelerones sólo te harán gastar más y esperar más en la próxima detención.

8.  Facilita el arranque

Al arrancar, y aún más en frío, no des gas y acciona el embrague, así conseguirás que el motor gire algo más libre y exija un menor consumo de combustible.

9.  Cuida la cadena

Una cadena en mal estado o mal ajustada y demasiado tensa no es segura, te hace perder prestaciones y por ello provoca un consumo extra de combustible innecesario. Asegúrate de mantener en buenas condiciones la cadena de tu moto y ahorrarás gastos e inconvenientes.

10.  Controla tu consumo

Parece una tontería, pero es importante que sepas cuánto consumos con tu conducción y manejo normal, y cuánto si pones en práctica estos consejos. Pon a cero el contador de tu moto al llenar el depósito y en el próximo y en tu siguiente visita a la gasolinera calcula qué cantidad de combustible has consumido en la distancia que hayas recorrido.
Anuncios