peores-diy-hstoria01

El concepto DIY (Do It Yourself), cuya traducción sería “Hazlo tú mismo” se ha extendido en los últimos tiempos gracias a que en la red proliferan los tutoriales y consejos que muestran como hacer determinadas cosas que antes sólo hacía gente especializada. Con una buena búsqueda y un poco de paciencia puedes tratar de hacer cualquier tipo de arreglo, construcción, confección textil, recetas de cocina… Sin embargo, como suele pasar, hay quién lleva esto demasiado lejos, o le dedica poco tiempo, o simplemente su habilidad no da para más. Aquí tenéis los peores ejemplos de gente que pasó del “Hazlo tú mismo” al “¿Por qué no pediste ayuda?”.

Intentaba arreglar el viejo columpio. Oh, quizá esas viejas sillas de plástico me sirvan…

peores-diy-hstoria02

 

¿Recambios de limpiaparabrisas? Eso es para pringados.

peores-diy-hstoria03

 

Se supone que sólo era una escalera.

peores-diy-hstoria04

 

El concepto “cocinar a la plancha” llevado a otro nivel

peores-diy-hstoria05

 

Vale que ya no escuches mucho tus Cd’s, pero no te sientas obligado a utilizarlos para todo.

peores-diy-hstoria06

 

¿En serio este plato se rompió? No había notado nada…

peores-diy-hstoria07

 

Se lo aseguro, agente, este es el retrovisor que traía de serie el coche.

peores-diy-hstoria08

 

Cualquier día cojo la puerta y me voy

peores-diy-hstoria09

 

Estoy bastante seguro de que ese tubo de escape no pasaría una revisión

peores-diy-hstoria10

 

Tranquilo, ya te he arreglado tu silla de oficina, te durará unos 10 o 12 años más.

peores-diy-hstoria11

 

*Por favor no mover el taburete

peores-diy-hstoria12

 

No pensarás que voy a ir por ahí sin luces, ¿te crees que estoy loco?

peores-diy-hstoria14

 

Siempre llevo un tubo de Pringles por si tengo una avería de motor

peores-diy-hstoria13

 

Fuente: awareness-time.com

 

 

Anuncios