para cualquier hogar, la cuesta de enero o la vuelta al cole forman parte de los gastos a los que hay que tener un cierto respeto. porque lo que es sentir verdadero miedo, ya lo padecemos en año nuevo cuando el gobierno anuncia una subida en la factura de la luz. un incremento que, como las uvas en nochevieja, se ha convertido en una tradición navideña más.

los ahorradores siempre andan buscando alternativas para reducir la cuantía que nos atormenta en forma de factura de la luz. comprar bombillas de bajo consumo o electrodomésticos ‘triple a’ son algunos de los métodos que se siguen en muchos hogares para hacerlo un poco más llevadero. hay otros que, sin embargo, han optado por una solución más directa: producir por sí mismos la energía que consumen.

gracias al nacimiento de energías renovables como la eólica o la solar, a principios de siglo el autoconsumo se convirtió en una alternativa más a tener en cuenta. no resulta demasiado complejo instalar un panel solar en el techo de una vivienda para aprovechar la gran cantidad de horas de sol que hay en españa. por ejemplo, madrid disfruta de 1.882 horas al año y es una de las ciudades más luminosas de europa

solar_02

sin embargo, el autoconsumo parece no haber despegado aún en nuestro país. los vaivenes políticos en su regulación hacen dudar a muchos consumidores a la hora de instalar una placa solar en el techo de su vivienda, y eso, además, puede convertirse en un obstáculo para las empresas que desarrollen su propia tecnología renovable.

aunque no todas temen la inestable situación legal y algunas encuentran recovecos para animar a los usuarios a producir y consumir su propia energía. es el caso de endef, una ‘startup’ de zaragoza que acaba de lanzar al mercado un panel solar híbrido, capaz de generar electricidad pero también calor.

a pesar de que este tipo de panel existe desde los años setenta, lo novedoso de ecomesh es su alto rendimiento, mayor que el de otros paneles solares híbridos.

un diseño ‘made in spain’

lo que diferencia a un panel híbrido de uno convencional es la energía que logra aprovechar. en un panel solar normal, el 15% de la radiación que absorbe se convierte en electricidad, y el resto se pierde en el exterior en forma de calor. “la tecnología híbrida lo que hace es poner un recuperador en la parte de atrás del panel fotovoltaico y aprovechar ese calor”, señala alejandro del amo, director del proyecto ecomesh.

solar_03

sin embargo, de acuerdo con del amo, a medida que la temperatura del panel solar híbrido comienza a ascender, el calor deja de transferirse por los tubos de agua que hay dentro del panel y acaba saliendo al exterior por la parte delantera. como solución, la ‘startup’ cubre dicha parte de la placa solar e incorpora un gas que retiene el calor, de modo que “al final, el calor que antes se perdía, un 80% en el ambiente, ahora ya no se pierde”.

hace ya un año y medio que la empresa cuenta con la patente de esta tecnología, conocida como tecnología cta, y gracias a la misma la ‘startup’ ha ganado ocho concursos, de los cuales cuatro son internacionales. el más importante de los reconocimientos se lo otorgó el año pasado la fundación repsol, con un premio que les dio el dinero necesario para seguir, durante un año, probando el panel y, finalmente, comercializarlo.

dicho y hecho. tras haberlo instalado en tres inmuebles piloto y haber comprobado que genera electricidad y agua caliente para la ducha sin problemas, han conseguido venderlo a dos residencias, de 16 y 18 viviendas respectivamente. “con los paneles puedes generar electricidad y ahorrarte parte de la factura eléctrica. puedes ahorrarte prácticamente todo el agua caliente sanitaria y, dependiendo del tipo de edificio, te puede llegar a aportar en calefacción”.

solar_04

¿pagar por autoconsumir? 

en diciembre del pasado año, el gobierno aprobó la ley del sector eléctrico, una norma que entre sus supuestos contempla el autoconsumo. esta ley distingue varias modalidades, y entre ellas destaca precisamente el hogar que produce su propia energía, que no lo tiene nada fácil. las personas que tengan en casa una planta de energía renovable – ya sea una placa solar o un pequeño aerogenerador – “tendrán la obligación de contribuir a los costes y servicios del sistema por la energía autoconsumida”.

para determinar cuál será ese coste, el gobierno debe aprobar un decreto concretando el artículo contemplado en la ley del sector eléctrico. ya tiene un borrador, pero antes de sacarlo adelante tendrá que escuchar las voces en contra de asociaciones de consumidores y empresas que se dedican a las renovables.

“en verano, con toda la reforma del mercado eléctrico, se le ocurrió sacar un borrador según el cual, por la electricidad que producen nuestros paneles o el aerogenerador pequeñito de nuestros tejados, que consumimos de forma instantánea y que no va a tener ningún trasvase con la red, tenemos que pagar un peaje de respaldo”, explica cote romero, coordinadora de la plataforma por un nuevo modelo energético.

un peaje también conocido como ‘impuesto al sol’ y que los responsables de endef han tenido muy en cuenta. según del amo, en realidad los usuarios que no inyecten electricidad a la red no necesitan realizar tal pago. a su juicio, eso “es una bomba de humo de miedo que han puesto las grandes empresas para evitar que la gente genere energía de forma distribuida”.

el decreto que regulará el autoconsumo en españa aún no ha visto la luz, pero se espera que enero sea el mes elegido para hacerlo. de momento, el ministerio de industria, energía y turismo ha echado para atrás el controvertido “impuesto al sol”. un pequeño rayo de esperanza para la producción y el autoconsumo de energía

Anuncios