cuando uno llega a casa después de trabajar, sienta bien tumbarse en el sofá, coger el móvil, conectarse al wifi del hogar y entretenerse hablando con los amigos. qué rabia da, sin embargo, descubrir que el sofá, precisamente, no es el lugar idóneo para conectarse a internet, y que para consultar como es debido los mensajes de facebook tendrías que mudarte al baño.

en momentos como éste, vendría bien saber qué puntos exactos de la casa cuentan con una buena señal wifi. sería fantástico disponer de un mapa mental de las mejores zonas para ver vídeos o revisar twitter desde el móvil, la tableta o el portátil.

5320372801_9e3511c9c2_o

así lo explica en su página jason cole, un estudiante de doctorado en física que ha publicado una ‘app’ para todos aquellos que están un poco hartos de patearse el domicilio de un lado para otro. cole sabe de lo que habla. antes de lanzar la ‘app’, el estudiante ya había dado con la localización perfecta del ‘router’ para conseguir buena conexión wifi en toda su vivienda.

cole no es un niño prodigio ni ganará el premio nobel por haber descubierto este truco. el estudiante ha logrado optimizar la señal en su apartamento solucionando una simple operación matemática, conocida como la ecuación de helmholtz

2409306969_03521e45ea_o

resuelta en dos dimensiones, y aplicada después en su piso, la ecuación de helmholtz ha servido a cole para entender cómo se distribuyen las ondas electromagnéticas que emiten los ‘routers’. tal y como explica a idealista news mario herrero, físico teórico, “si uno tiene una fuente de ondas electromagnéticas, como puede ser el ‘router’, y uno quiere entender cómo se distribuye la radiación que ese ‘router’ emite, esta ecuación las describe con una buena aproximación”.

tras realizar la operación y ver en qué lugares llegan más las ondas electromagnéticas, cole descubrió que el mejor lugar para que dichas ondas aterrizaran en todas las habitaciones del apartamento, tendría que situar el módem en el centro de su piso. un punto que, claro está, no se aplica en todos los domicilios, sino que varía dependiendo de la forma de la casa.

después de haber dado con la solución al problema, decidió escribir una entrada en su web. la atención mediática que recibió, seguida por las críticas de otros físicos y las dudas de muchos usuarios, llevó al estudiante a escribir una segunda entrada, pero esta vez anunciando el lanzamiento de la aplicación, que ayuda a los lectores a optimizar la señal wifi de su hogar (si tienen o pueden confeccionar un plano)

disponible exclusivamente para android, el mismo cole advierte de que la ‘app’ no hay que tomársela demasiado en serio, sino que “es más bien un juego”. un entretenimiento que ha hecho que muchos usuarios descubran el método que emplean las operadoras para colocar la antena telefónica de un barrio o el módem que dará señal wifi a los viajeros de un aeropuerto. “es lo mismo: tienes una fuente que irradia y quieres buscar el punto donde pueda dar el mejor servicio a toda la zona”, confirma herrero.

en cualquier caso, con los suficientes conocimientos matemáticos y un ordenador, cualquiera de nosotros podría calcular el emplazamiento ideal del ‘router’ en su propia casa siguiendo las indicaciones de cole. de acuerdo con herrero, hoy en día, la ecuación se resuelve fácilmente con ayuda de un programa informático. un truco matemático de lo más útil

Anuncios