Seamos realistas, si llevas más de tres meses intentando alquilar tu casa y aún no has encontrado inquilino es que algo estás haciendo mal (estos son los errores de ‘novato’ más comunes). es posible que la vivienda no esté bien situada, aunque lo más probable es que la falta de interés sea culpa tuya. la mayoría de los propietarios no se toma las molestias suficientes a la hora de tratar de arrendar su piso: no se informan de cómo está el mercado, descuidan las fotografías, no actualiza el anuncio…

Para que no te hagas viejo intentando encontrar un inquilino para esa casa que se te ha quedado vacía, te contamos como aprovechar las facilidades que nos ofrece internet para alquilar tu piso en menos de 48 horas, siempre y cuando te impliques al máximo:

1.- Observa el mercado: durante un tiempo prudencial (que bien puede ser un mes) estudia los precios de viviendas similares en la zona donde está tu casa. el mercado te orientará sobre el precio que debes pedir

2.- Cúrratelo al poner el anuncio: hacer las cosas deprisa y corriendo no es lo mejor… ya lo dice el refranero castellano: “vísteme despacio, que tengo prisa”. elige el portal inmobiliario que mejor se ajuste a tus necesidades, sube tantas fotos como puedas (siempre de calidad y en alta resolución), muestra también el plano, ofrece una descripción detallada y no olvides de poner la dirección exacta, es importante

alquiler_de_piso_en_calle_jerte_4

3.- No dejes pasar la oportunidad: en cuanto se hagan las comprobaciones necesarias, el anuncio estará activo y comenzarás a recibir contactos por vía telefónica o el correo electrónico. contesta lo antes posible

4.- Usa las redes sociales: comparte tu anuncio en twitter, facebook, linkedin… seguro que muchos de tus familiares, amigos y conocidos lo comparten de buena gana con sus contactos y generan mayor interés en la casa.

5.- ¡Organización!: cita a todos los candidatos el mismo día, toma el tiempo necesario para hablar con ellos sobre qué es lo que les ha llamado la atención del anuncio y la casa (te servirá para mejorar los errores) y elige un pequeño grupo de tres o cuatro ‘finalistas’

6.- ‘Googlealos’: con el nombre y los apellidos de los posibles inquilinos y un ordenador con conexión a internet puedes obtener información muy útil para saber si lo que te han contado es verdad, si son solventes o si cambian mucho de ciudad (y te va a tocar volver a alquilar la vivienda otra vez en poco tiempo). con suerte tendrás algún conocido común y te podrá dar referencias de primera mano

7.- Cumple con tus obligaciones: para que todo sea legal, debes redactar el contrato según la legislación vigente y contar con el necesario certificado de eficiencia energética (que puedes conseguir de manera inmediata a través de idealista.com). no tener ese documento puede ser un arma de doble filo: si una vez firmado el contrato de arrendamiento el inquilino decide denunciarlo, podrías enfrentarse a multas de hasta 6.000 euros.

8.- No quites el anuncio hasta firmar el contrato: aunque ya te hayas decidido por uno de los candidatos y hayas llegado a un acuerdo verbal con él, no des de baja el anuncio hasta que todo esté firmado y bien firmado. eso sí, cuando el contrato ya sea efectivo, retira el anuncio o seguirás recibiendo llamadas y correos electrónicos.

Anuncios