Con los tipos de interés al mínimo histórico de 0,05%, y el euríbor al 0,418%, miles de familias españolas están hoy pagando por sus hipotecas a interés variable unas cuotas menores que cuando se empezaron a comprar sus casas

Es la ventaja de la hipoteca variable frente a la fija. pero, ¿y si un día subieran los tipos de interés? ¿cuál sería el impacto en nuestra economía familiar?

Eso sucedió a lo largo de 2008. ¿no se acuerdan? los tipos de interés subieron hasta el 4,25%. su mayor nivel de la historia. y en julio de aquel año, el euríbor, que es el índice por el que se rige la mayor parte de las hipotecas en españa, alcanzó 5,393%. también el más alto de la historia

¿Por qué subía? porque el precio del barril de petróleo llegó también a su máximo nivel histórico: casi 150 dólares en verano de 2008. la inflación en toda europa se estaba desbocando y al banco central europeo no se le ocurrió otra salida que subir los tipos de interés. no se le ocurrió que la subida del barril era coyuntural. iba a durar muy poco tiempo

El caso es que el euríbor subía de mes en mes, y miles de familias españolas veían que, cuando había que revisar los tipos de sus hipotecas (cada seis meses o cada año), el salto hacia arriba era espantoso. por ejemplo, un piso de 300.000 euros comprado antes de 2005 a 30 años, podía estar costando mensualmente alrededor de 1.100 euros. en 2008, la cuota subió a 1.500 euros. pagar 400 euros más al mes significaba pagar 4.800 euros más al año

Pero ese no era el problema mayor: el problema fue que entre 2008 y 2009, más de un millón de españoles se quedaron sin su puesto de trabajo. el paro castigó sobre todo a los que estaban empleados en la construcción. era la tormenta perfecta

Ese dio lugar a una de las noticias más sorprendentes y dolorosas de 2008. ruth y blas, un matrimonio que vivía cerca de barcelona, pusieron el 9 de abril de ese año un anuncio en un portal inmobiliario: “te regalo mi piso”

Era una vivienda de 90 metros cuadrados ubicada en ripollet un municipio cerca de barcelona. no la podían pagar. el piso les había costado 322.000 euros. tras abonar la entrada y 15 cuotas, les quedaban por pagar 265.000 euros

La hipoteca les había subido hasta 1.500 euros mensuales (porque pagaban euríbor +0,5%, con lo cual su tipo de interés era de casi el 6%), pero josé, que tenía una pequeña empresa de construcción, se había quedado sin trabajo. tenía tres hijos y además, un sobrino a cargo. seis personas en casa

El piso tenía tres habitaciones, dos salones grandes, cocina, baño de aluminio blanco, con mármol y gres, y disponía de calefacción en toda la casa, además de aire acondicionado. se pagaban 20 euros de comunidad. ruth y blas regalaban el piso… a condición de que el nuevo inquilino se hiciera cargo de la hipoteca de 265.000 euros

Blas salió en los informativos de radio y televisión, y en toda la prensa del país. como él, muchas familias tuvieron que hacer lo mismo: regalar el piso a cambio de que el comprador se quedara con la hipoteca. eso significaba perder todo lo invertido hasta entonces, pero, ¿no era eso mejor que estar encadenados a una hipoteca que no podían pagar?

Hoy Blas, y Ruth estarían pagando por su piso mucho menos que en 2008. la diferencia del euríbor entre hoy y esa fecha es de más de cinco puntos. hoy la inflación es muy baja en europa -incluso negativa-, el precio del barril de petróleo tiende a bajar y por eso los tipos de interés están al mínimo. pero la historia suele repetirse. ¿cuándo volverá a producirse la tormenta económica perfecta?

Anuncios